Cap 11 Mumkin

Mumkin miró todo lo que había que ver.
miró una vez, dos veces, y luego otra vez,
porque de esta gran altura no podía ver ninguna de
los muros, de los otros ponies que él y los demás
habían construido. Por lo que él podía ver, sólo estaba
el prado Middling que se había creado –
sin paredes, sin fronteras. Se quedó allí, buscando
por un largo largo, largo tiempo hasta que las
lágrimas de arrepentimiento por lo que había hecho
goteaba lentamente por las comisuras de sus ojos.

 

Imagen

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s